jueves, 30 de agosto de 2012

Adiós Amor!



Me usaste como un guante que te cubre el frió
como la bufanda que esconde tu rostro.


Usare mis propias tijeras para cortar el cordón.
Estúpido cordón que me unía a la fantasía
del príncipe azul.

Príncipe Azul
ladrón de corazones puros.

Devoraste cada parte de eso que latía en mi
dejaste tan solo lo necesario para no morir.

El dolor, intenso dolor.

La musa que se fue a la basura.
Basura marina.

El mar resguarda el amor puro que tuve dentro.

En mis rezos pido al inmenso mar, que sera testigo
de lo único puro, verdadero y hermoso que lleno mi alma
de la fe ciega, de la esperanza abierta.

Al final te regale todo lo que pude
te di todo lo que pude
te di todo lo que tenia
te di mi corazón.

Quizá solo tu nunca lo quisiste
y no puedo culparte.
Tampoco tuve la culpa de haber puesto mis ojos en tu ser...

Esto solo sera un capitulo en mi película personal
donde fuiste la luz que un día lleno mi vida de felicidad...


No hay comentarios:

Publicar un comentario